O‘zbekcha / Русский / Español / English               
uz monument logo es es monument

Inundación en la provincia de Syrdarya. El pueblo uzbeko fuerte y unido al enfrentarse al desastre natural.

Debido a las fuertes lluvias y vientos, el 1 de mayo por la mañana se rompió una parte de la presa en el embalse de Sardoba, en la provincia de Syrdarya. Como resultado del desastre natural, se produjeron daños significativos en los asentamientos, sistemas de comunicación y tierras agrícolas.

El presidente de la República de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev, acudió urgentemente al lugar del incidente para estar cerca de las personas que se han encontrado repentinamente en una circunstancia difícil, evaluar la situación y minimizar las consecuencias del desastre natural. Al reunirse con la población local señaló que cada víctima del desastre recibirá una atención especial.

“En este momento difícil todos nosotros estamos con Ustedes. Al principio, evacuaremos toda el agua de cada distrito afectado. En cuanto a la construcción y reparación de nuevas casas tomaremos una decisión tras consultarlo con el pueblo. Los problemas de los agricultores también se solucionarán. Lo más importante es que todos están sanos y salvos, y sus hijos están a su lado. Quédense tranquilos”, dijo el presidente Shavkat Mirziyoyev.

El Jefe del Estado llegó al lugar del incidente, examinó el lugar y permaneció allí durante dos días hasta que se detuvo la fuga, mientras que en la región mantuvo contacto constante con la población.

La generosidad y la unidad son esas cualidades que prevalecen entre los uzbekos en días difíciles o alegres. Esto es confirmado por la historia: profunda y moderna. Durante la Segunda Guerra Mundial, miles de personas evacuadas de los territorios ocupados encontraron refugio y atención en Uzbekistán, y hoy el país se encuentra entre los primeros en el envío de ayuda humanitaria a sus socios y vecinos expuestos al impacto negativo de la pandemia de coronavirus.

Un desastre natural inesperado ensombreció los días de la gente de la provincia de Syrdarya. Pero la gente uzbeka otra vez ha demostrado su unidad. Desde todas las regiones de la república se envían ayuda humanitaria a la zona del desastre.

El primer día del desastre comenzaron a llegar envíos desde Jizzakh, Samarcanda, Tashkent, Bukhara, Kashkadarya, Andijan, Surkhandarya y otras regiones con ropa de abrigo, artículos de primer necesidad y alimentación.

En la sesión del Consejo de Diputados del Pueblo de la provincia de Samarcanda, se lanzó una iniciativa y se apoyó por unanimidad para enviar 5.000 millones de som (moneda local), la cantidad excedente del presupuesto de la región para el primer trimestre de 2020, para ayudar a la población de la región de Sardoba.

Toda la atención de los ciudadanos del país hoy en día se dirige a las personas afectadas por el desastre natural. Los ministerios, departamentos y las autoridades públicas están entre los primeros en prestar asistencia. En particular, el Ministerio de Justicia ha enviado los productos necesarios a la región en el marco de la acción "¡Hola Sardoba, estamos juntos!” El Ministerio de Salud ha colaborado en el suministro de medicamentos.

El día del desastre, el 1 de mayo, un grupo de ciudadanos activos de Tashkent lanzó una campaña en las redes sociales para recaudar asistencia para los habitantes de Sardoba. Más de 100 vehículos acudieron al lugar de recaudación de la carga, entregando necesidades básicas como ropa de vestir, ropa de cama, juguetes y libros para niños.

Las organizaciones no gubernamentales y los empresarios también participan activamente para garantizar la protección de la salud pública, brindando apoyo moral y material a las víctimas de las inundaciones.

Así, la compañía de Namangan "Aisha Home Textile" aportó 250 millones de som (moneda local) a la gente de Syr Darya. Las empresas "APK Oq oltin" y "Arnasoy Gold Tex", figuras públicas activas, periodistas y representantes de los círculos creativos también están a la vanguardia de tales eventos de caridad.

Hace unos años, por iniciativa del presidente de Uzbekistán, en la república se elaboró el programa "Obod kishlok" ("Aldea confortable"). Como parte de su implementación en el distrito de Dustlik de la región de Jizzakh, el pueblo de Manas fue completamente reconstruido, cuyos habitantes encontraron una nueva vida y nuevas esperanzas. Hoy, ellos mismos participan en la acción de ayudas a sus compatriotas.

En este sentido, uno de los usuarios de las redes sociales, Asliddin Bektoshev, hizo la siguiente publicación: “Un amigo mío me llamó desde la aldea de Manas en el distrito de Dustlik de la región de Jizzakh. Una parte de la población afectada por la inundación fue trasladada y reubicada en la escuela de este pueblo. Para evitar que las mujeres y los niños pequeños pasaran frío, los residentes locales los refugiaron en sus hogares por la noche. Gracias a Dios que hay personas entre nosotros que están listas para compartir su pan con nuestros vecinos. Estamos infinitamente agradecidos a todos ellos".

Debido al incidente en Sardoba, más de 600 habitantes de Syrdarya fueron trasladados a la región de Tashkent. Representantes de las autoridades locales de los distritos de Chinaz, Bukin, Akkurgan, Bekabad y la ciudad de Bekabad los acogieron con los brazos abiertos. Crearon todas las condiciones para ellos. Los residentes de Syr Darya recibieron alojamiento y comida. Los médicos brindaron la atención médica que necesitaron, controlaron el estado de su salud.

Los uzbekos modernos son hijos de personas valientes que convirtieron las estepas del Syr Darya en jardines florecientes. Y hoy, cuando ocurrió un desastre natural, dieron un ejemplo de perseverancia y coraje. Todos juntos, uniendo fuerzas, siguen estrictamente los requisitos establecidos. Esto significa que, sin duda, en el futuro cercano se eliminarán las consecuencias de un desastre natural.

escudo de armas del Estado Bandera de Estado Himno del Estado Paseo de la Castellana, 45, 28046 Madrid España Tel +34 913 10 16 39