O‘zbekcha / Русский / Español / English               
uz monument logo es es monument

Shavkat Mirziyoyev: la inundación ha sido una amarga experiencia para nosotros.

d42401b9 dcab 9869 eae1 6d24126c6291

El presidente de la República de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev, en la videoconferencia llevada a cabo el 5 de mayo, destacó por separado el trabajo de nuestro país para combatir el COVID-19, así como las situaciones de emergencia en las regiones de Bukhara y Syrdarya. El Jefe de Estado destacó en particular:

- Todos vemos y observamos cómo la humanidad está luchando tanto contra el coronavirus como contra la crisis económica.

Cada vez crece el número de países que están suavizando gradualmente las medidas de cuarentena para hacer frente a la difícil situación.

Gracias a Dios, hoy en día la situación epidemiológica en Uzbekistán se está estabilizando. El número de recuperados crece cada día, así como las personas que salen de la cuarentena. Como resultado, de 2.204 pacientes infectados por el coronavirus, 1.454, es decir el 66%, se han recuperado totalmente.

El 83% de las personas que permanecían en cuarentena ya han regresado a sus hogares. La dinámica positiva es evidente. Se están tomando todas las medidas necesarias para tratar a 740 pacientes que aún permanecen en los hospitales, para recuperar su salud y que regresen a sus hogares.

Todo esto no es fácil. Hasta la fecha, hemos enviado 2,25 billones de som (moneda local) del Fondo Anticrisis y 500 millones de dólares de fondos de instituciones financieras internacionales.

Hoy, nadie en el mundo sabe cuánto tiempo durará la pandemia. Por lo tanto, debemos aprender a trabajar y vivir en las condiciones de pandemia, de acuerdo con todos los requisitos.

Ahora, teniendo en cuenta que la situación epidemiológica ha mejorado, debemos reducir gradualmente el régimen de cuarentena en nuestra economía. Estas restricciones tienen un enorme impacto negativo en el desarrollo económico y la vida de la población.

A este respecto, hemos dado los primeros pasos para suavizar los requisitos de cuarentena a fin de satisfacer las necesidades de nuestra gente, especialmente los agricultores y empresarios.

7b48ffb3 e98e a2aa d8f7 9e3767e28748

Queridos amigos,

Este año ha puesto a prueba la fuerza de toda la humanidad, incluyéndonos a nosotros. Sólo en la última semana, nuestro pueblo se ha enfrentado a una serie de retos inesperados.

Ustedes saben bien sobre el grave desastre natural que ocurrió en la noche del 28 de abril en la región de Bujara, especialmente en los distritos de Alatsk y Karakul. Se dañaron más de 38.000 viviendas, así como 847 instalaciones sociales y cultivos de toda la región. Se produjeron graves daños a la agricultura, la producción, los servicios y las infraestructuras.

Tomamos todas las medidas necesarias para minimizar las consecuencias del desastre natural. La comisión gubernamental está trabajando las 24 horas del día. Hasta la fecha, se han restaurado los tejados del 70% de las instalaciones sociales y el 20% de las viviendas. Además, se repararon 5.000 kilómetros de líneas eléctricas, 1.100 transformadores y se restableció el suministro de energía para 286.000 residentes. Se están reparando también las casas particulares.

Desafortunadamente, las desgracias no terminaron ahí.

Como saben, debido al desastre natural sucedido en el embalse de Sardoba en la región de Syr Darya, alrededor de 90.000 personas de 24 distritos de Sardoba, Akaltyn y Mirzaabad fueron evacuadas de inmediato a zonas seguras. Todos cuentan con las necesidades básicas, alimentos, ropa y otros productos. La comisión gubernamental está trabajando para eliminar las consecuencias e investigar las causas de la inundación.

Hasta que se resuelvan todos los problemas relacionados con la restauración y reparación de las viviendas dañadas, el regreso de las personas a sus hogares, la provisión de asistencia para establecer un hogar, la restauración de la infraestructura y la protección de la salud pública, todos los gerentes asignados a la región de Syr Darya trabajarán en condiciones de control elevado.

La vida de las personas en estas regiones no sólo debe ser restaurada a su estado anterior, sino también mejorada. Creo que deberíamos construirles nuevas viviendas, instalaciones sociales y crear nuevos empleos.

Hasta la fecha, varios distritos (makhallas) han realizado trabajos a gran escala de limpieza y restauración, como resultado de ello más de 53.000 personas han regresado a sus hogares o se han trasladado a casa de algún pariente.

Repito, nuestro Estado y nuestra sociedad no dejarán a nadie desatendido ante estos desastres tan inesperados.

El Ministerio de Situaciones de Emergencia, el Ministerio del Interior y el Ministerio de Defensa, así como la Guardia Nacional, desempeñaron un papel importante en la salvación de vidas y la evacuación de personas. Hoy en día, participan ampliamente en las obras de emergencia y rehabilitación.

Desafortunadamente, según los datos disponibles hasta ahora, 4 personas fallecieron como resultado del desastre natural y 1 persona se encuentra desaparecida. En particular, dos miembros de la Guardia Nacional fueron arrastrados por una fuerte corriente de agua durante una operación de alerta y rescate. Sacrificaron sus vidas y salvaron las vidas de cientos, miles de personas.

Quiero expresar mis más profundas condolencias a los familiares y amigos de las víctimas. El coraje de nuestros jóvenes se convertirá para todos sus colegas y la juventud en un modelo de devoción y servicio desinteresado a la Patria y a nuestro pueblo.

Quiero subrayar que, a pesar de estas dificultades, nuestro pueblo no se quedó indiferente ante esta situación. Pueden ver en la televisión cómo nuestra gente se hace cada vez más unida, mostrando bondad, tolerancia y gran generosidad cada día y cada minuto. Prueba de ello es el hecho de que los residentes de las provincias de Syrdarya, Jizzakh y Tashkent acogieron voluntariamente al 81% de los evacuados de los distritos de Sardoba, Akalty y Mirzaabad.

Otras regiones, ministerios, empresas y asociaciones, así como compatriotas, en poco tiempo reunieron gran ayuda para Bujará y el Syrdarya, enviaron materiales de construcción, alimentos, ropa, medicinas y productos para el hogar.

Aprovecho esta oportunidad para expresar una vez más mi sincera gratitud a nuestro generoso y compasivo pueblo.

Nuestra gente puede estar tranquila, no debe haber lugar para especulaciones o rumores. Siguiendo mis instrucciones, los organismos encargados de hacer cumplir la ley iniciaron una investigación objetiva, imparcial y exhaustiva del incidente de la inundación. Le aseguro que todos los culpables, independientemente de quiénes sean y qué posición ocupen, serán responsables ante la ley.

Esta inundación ha sido una amarga lección para nosotros. Realizaremos una investigación completa de toda la presa con la ayuda de expertos internacionales. Sólo entonces llegaremos a una conclusión final.

Además, siguiendo mis instrucciones, todas las instalaciones hidroeléctricas, presas y centrales hidroeléctiras corresponientes que pueden estar sujetas a erosión debido a las fuertes lluvias, actualmente están siendo inspeccionadas por las autoridades estatales competentes.

d604dfb7 d0f2 aea3 35a2 8e5fba8c6f62

Lamentablemente, como resultado del desastre de Sardobe, algunos asentamientos del distrito vecino de Maktaaral, en la región de Turkestán de la República de Kazajstán, también se inundaron. El presidente de Kazajstán, el estimado Kasym-Jomart Tokayev y yo, en un espíritu de comprensión mutua y apertura, discutimos este tema durante una conversación telefónica. Ayer, la delegación, encabezada por el Akim de la región de Turkestán Umirzak Shukeyev, visitó el escenario y examinó la situación al detalle.

Nosotros junto con el pueblo hermano de Kazajstán hemos convivido juntos durante mucho tiempo, bebiendo agua de un mismo río, somos como parientes cercanos. Siempre estuvimos hombro con hombro y nos apoyamos mutuamente, tanto en los días de luz como en los períodos de prueba.

Lamentamos mucho que este inesperado desastre tecnológico haya causado tantos problemas y daños no sólo a nuestro pueblo, sino también a nuestros vecinos, nuestros hermanos, cuyos asentamientos y cultivos también fueron dañados.

Nuestro Gobierno, ministerios y autoridades competentes, ayuntamientos locales y expertos, y también socios kazajos, sin falta, colaborarán en la lucha con las consecuencias del desastre.

También queremos manifestar nuestra disponibilidad de prestarles a nuestros hermanos kazajos toda la asistencia necesaria para atajar las consecuencias del desastre.

Estoy convencido de que junto con nuestro pueblo superaremos estas dificultades de forma unida y amistosa.

escudo de armas del Estado Bandera de Estado Himno del Estado Paseo de la Castellana, 45, 28046 Madrid España Tel +34 913 10 16 39