O‘zbekcha / Русский / Español / English               
uz monument logo es es monument

STATEMENT BY H.E. MR. SHAVKAT MIRZIYOYEV PRESIDENT OF THE REPUBLIC OF UZBEKISTAN AT THE 75th SESSION OF THE UNITED NATIONS GENERAL ASSEMBLY 23 SEPTEMBER 2020

 

IMG 20200923 WA0002 1

Estimado presidente

Sr. Volkan Bozkyr,

Estimado Secretario General

Sr. António Guterres,

Estimados jefes de delegación,

Estimados Señores y Señoras,

Debido a la pandemia de coronavirus, el septuagésimo quinto período de sesiones de la Asamblea General por primera vez en la historia de las Naciones Unidas se está celebrando en un formato completamente nuevo: mediante videoconferencia.

No ha habido un desastre mundial de esta magnitud en los últimos cien años. Demostró la vulnerabilidad de toda la humanidad a esas amenazas globales.

La compleja y tensa situación actual ha demostrado la interconexión de todos los Estados y pueblos del mundo y la especial importancia del diálogo regular, la confianza y la estrecha cooperación.

Todos nos dimos cuenta de la necesidad de consolidar los esfuerzos de los gobiernos, los parlamentos y la sociedad civil, fortalecer los principios de responsabilidad compartida, una estrecha coordinación en el desarrollo de asociaciones

 

internacionales, mejorar el estado y el potencial de la Organización Mundial de la Salud y ampliar sus poderes.

Nuestro objetivo es trabajar juntos hacia un sistema mundial equitativo que garantice los derechos y libertades fundamentales, la salud y el bienestar de todos los seres humanos.

En este sentido, tomamos la iniciativa de elaborar, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, un código internacional sobre los compromisos voluntarios de los Estados durante la pandemia.

Este documento debe reflejar las obligaciones de cada estado para sus ciudadanos y socios internacionales.

Estimados Señores y Señoras,

Desde los primeros días de la detección de COVID-19 en Uzbekistán, hemos dedicado todos nuestros esfuerzos y recursos a contrarrestar la propagación de esta peligrosa enfermedad y, sobre todo, a preservar la vida humana.

A fin de mitigar las consecuencias negativas de la pandemia, el sistema de protección social y atención de la salud se está fortaleciendo drásticamente en el país y se está brindando asistencia específica a la población, los sectores de la economía y las empresas. Para ello se han creado fondos especiales.

Aprovechando esta oportunidad, expreso mi profunda gratitud a todos nuestros amigos y socios que nos brindaron ayuda desinteresada durante los días de prueba.

Apoyamos plenamente todos los esfuerzos de la comunidad internacional encaminados a combatir eficazmente la pandemia, incluido el desarrollo y uso generalizado de los medicamentos y vacunas necesarios.

 

También apoyamos la propuesta del Secretario General, el Sr. António Guterres, de celebrar una cumbre sobre los problemas actuales de seguridad alimentaria en el contexto de la crisis actual.

Estimados participantes de la Asamblea General,

Hace tres años, desde la tribuna de las Naciones Unidas, declaré la firme determinación de Uzbekistán de llevar a cabo reformas fundamentales.

Como resultado de las medidas a gran escala adoptadas para la modernización política, social y económica, se está creando la formación de un nuevo Uzbekistán.

Hoy, las transformaciones democráticas en nuestro país se han vuelto irreversibles.

Las elecciones parlamentarias celebradas el año pasado demostraron el aumento de la actividad política de la población y los partidos, el papel de las instituciones de la sociedad civil y la influencia de los medios de comunicación.

La política de género se ha convertido en un tema prioritario para nosotros. El papel de la mujer en la administración pública está aumentando. Se ha duplicado el número de mujeres diputadas en el nuevo Parlamento.

La situación de los derechos humanos ha cambiado drásticamente. Se ha erradicado el trabajo forzoso e infantil. Se ha aprobado la estrategia nacional de derechos humanos.

De acuerdo con el llamado de las Naciones Unidas para reducir el número de apátridas, tan solo durante este año, 50.000 de nuestros compatriotas obtuvieron la ciudadanía uzbeca.

La situación de la libertad de conciencia y religión ha mejorado radicalmente en el país.

 

La tarea más importante para nosotros es fortalecer aún más la armonía interétnica y la tolerancia interreligiosa.

Se están implementando reformas a gran escala de manera sistemática para garantizar la verdadera independencia del poder judicial y el estado de derecho.

La lucha intransigente contra la corrupción se ha elevado a un nuevo nivel.

Se han adoptado varios documentos importantes en esta dirección y se ha creado una Agencia Anticorrupción independiente.

Las reformas económicas continúan de forma dinámica en nuestro país. Por primera vez, declaramos abiertamente nuestra determinación de reducir la pobreza.

Lo estamos logrando mediante el desarrollo del espíritu empresarial y la creación de empleos adicionales, mejorando el clima de inversión y el entorno empresarial, construyendo infraestructuras modernas, formando a las personas en nuevas profesiones y habilidades, y brindando asistencia social específica.

En nuestro país, donde más de la mitad de la población son jóvenes, se está haciendo mucho para garantizar que cada joven pueda ocupar un lugar digno en la sociedad y realizar su potencial.

En Uzbekistán hay parlamentos juveniles y la Agencia de Asuntos de la Juventud.

En agosto, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, se celebró con éxito el Foro Internacional de Samarcanda dedicado a los derechos de la juventud.

Aprovechando esta oportunidad, les insto una vez más a que apoyen la iniciativa de Uzbekistán de adoptar la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de la Juventud.

 

Además, dado el creciente papel de los parlamentos en la solución de los problemas sociales contemporáneos, proponemos adoptar una resolución especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el aumento del papel de los parlamentos en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la garantía de los derechos humanos.

Estimados amigos,

Actualmente se están produciendo cambios fundamentales en la región de Asia Central.

En las relaciones entre los Estados, hemos podido crear una atmósfera de buena vecindad y confianza mutua, amistad y respeto.

Nuestro logro común han sido las Reuniones Consultivas periódicas de los Jefes de Estados de Asia Central, iniciativa que se presentó por primera vez el septuagésima segunda sesión de la Asamblea General de la ONU.

Durante los últimos cuatro años, el volumen de comercio mutuo entre Uzbekistán y los estados vecinos se ha multiplicado casi por cinco.

En este momento difícil para todos, nuestros estados no se han separado los unos de los otros, sino que se han apoyado mutuamente.

Hoy, los Estados de Asia Central se enfrentan a un importante asunto estratégico: garantizar la integración profunda de nuestra región en los corredores económicos, de transporte y de tránsito mundiales.


En este sentido, proponemos la creación de un Centro Regional para el Desarrollo de la Conectividad del Transporte y las Comunicaciones bajo los auspicios de las Naciones Unidas.

En la actualidad, se está fortaleciendo en Asia Central una cooperación fructífera en el ámbito de la seguridad. La estrategia global de las Naciones Unidas contra el terrorismo se está aplicando con éxito.

Proponemos realizar una Conferencia Internacional dedicada a los resultados alcanzados y las perspectivas de interacción en el marco del Plan Conjunto regional para la implementación de esta Estrategia, adoptada hace 10 años.

Como saben, el patrimonio cultural y espiritual centenario de nuestra región tiene importancia global.

Estamos preparados, en cooperación con la UNESCO, para celebrar en 2021 el Foro Internacional “Asia Central en la encrucijada de civilizaciones del mundo” en la antigua ciudad de Khiva.

Estimados participantes de la sesión,

Consideramos Afganistán como parte integral de Asia Central.

La Conferencia de Alto Nivel sobre Afganistán, celebrada en marzo de 2018 en Tashkent, marcó una nueva etapa en la movilización de los esfuerzos de la comunidad internacional para resolver el problema afgano.

Apoyamos plenamente las conversaciones de paz entre las fuerzas políticas de Afganistán, que comenzaron en septiembre de este año en Doha.

Expresamos la esperanza de que estas negociaciones contribuyan al establecimiento de la paz y la estabilidad en el sufrido suelo afgano.

 

Para involucrar a Afganistán en el proceso de integración económica de la región, hemos comenzado la implementación de grandes proyectos de infraestructuras, como la construcción de la línea de transmisión eléctrica Surjan-Puli-Jumri y el ferrocarril de Mazar-i-Sharif a los puertos del Océano Índico.

Estamos convencidos de que los asuntos relacionados con el establecimiento de la paz y la estabilidad en Afganistán deben seguir siendo el centro de atención de las Naciones Unidas.

Sólo mediante esfuerzos conjuntos y una estrecha cooperación, podemos realizar las esperanzas del pueblo afgano. Es importante actuar guiados por el principio "de la inestabilidad y la destrucción a la paz y la creación".

En este sentido, es apropiado establecer un comité permanente de las Naciones Unidas que escuche las opiniones y aspiraciones de este pueblo sufrido.

El objetivo principal de este comité debería ser la promoción al desarrollo social y económico de Afganistán.

Estimados Señoras y Señores Jefes de Estado y de Gobierno,

Otro problema agudo de nuestro tiempo es el cambio climático global.

Hoy, todos los países están sintiendo el impacto destructivo de este proceso.

Lamentablemente, estos cambios negativos representan una seria amenaza para el desarrollo sostenible de Asia Central.

Quisiera una vez más señalar su atención sobre las consecuencias catastróficas de la desecación del Mar de Aral.

La zona próxima al Mar de Aral se ha convertido en el epicentro de un desastre ambiental.

 

Para mejorar esta situación actual, estamos realizando un gran trabajo para crear un nuevo paisaje, bosques y cobertura de suelo en un área de 2 millones de hectáreas.

Por iniciativa nuestra, se ha establecido el Fondo Fiduciario de Socios Múltiples de la ONU para la Seguridad Humana en la región del Mar de Aral.

Esperamos que este Fondo se convierta en una plataforma fiable para la asistencia práctica de la Comunidad mundial a la población de la región que vive en un territorio con una situación ecológica difícil.

Proponemos adoptar una resolución especial de la Asamblea General de la ONU sobre la declaración de la región próxima al Mar de Aral como una zona de innovaciones y tecnologías ambientales, y el día de la adopción de este importante documento declarar el Día Internacional para la Protección y Restauración de Sistemas Ecológicos.

Señoras y Señores,

Para concluir, quisiera enfatizar que la persistencia de la inestabilidad en diferentes partes del mundo, el aumento de las contradicciones y la violencia, los desastres ecológicos y otras amenazas de nuestro tiempo exacerban los problemas globales de pobreza.

Estos problemas han aumentado considerablemente durante la pandemia. Toda la comunidad mundial, todos nosotros deberíamos estar preocupados por la “voz de la pobreza”, que hoy suena aún más fuerte.

En este sentido, proponemos determinar el problema de la erradicación de la pobreza y la lucha contra la pobreza como uno de los principales temas de la próxima sesión de la Asamblea

 

General de las Naciones Unidas, así como la realización de una Cumbre Mundial dedicada a estos temas.

Estimados amigos,

Para todos, es obvio que el panorama socio-económico mundial después de la pandemia será completamente diferente. Debemos trabajar en estrecha colaboración sobre la base de nuevos enfoques para abordar las amenazas comunes a la seguridad y el desarrollo sostenible.

Es necesario seguir fortaleciendo el papel de las Naciones Unidas como estructura central de coordinación internacional. Uzbekistán está preparado para una cooperación amplia y mutuamente beneficiosa con todos los países del mundo y un diálogo práctico con las Naciones Unidas y sus instituciones.

Gracias por su atención.

escudo de armas del Estado Bandera de Estado Himno del Estado Paseo de la Castellana, 45, 28046 Madrid España Tel +34 913 10 16 39